6 de octubre de 2007

Psykhê demuestra baja calidad del 16FP y recomienda acciones

Psykhê Centro de Investigaciones presentó, en el marco del VI Congreso Dominico-Puertorriqueño de Psicología, un estudio por medio del cual sometió a prueba de validez y confiabilidad a la forma C del 16FP de Cattell, demostrando que el instrumento utilizado en la República Dominicana carece de los niveles adecuados de estas propiedades. El instrumento que se comercializa en nuestro país difiere, grandemente, del que se comercializa en los Estados Unidos.

Este estudio, denominado ¿Quién se comió mi prueba? Falsos positivos y el caso del 16FP de Cattell y desarrollado por César Andrés Caamaño, Virginia Vallejo y Raisa Evangeline Caamaño, evaluó las propiedades de confiabilidad y validez del instrumento en tres poblaciones y en tres años distintos (2003, 2004 y 2005), encontrando que la puntuación mediana del coeficiente de confiabilidad de Cronbach en los 16 factores del 16FP, para cada uno de los años, fue de .13, .20 y .18, respectivamente.

El Lic. Caamaño indicó que la forma C del 16FP presenta una gran inestabilidad interna de los rasgos que describe, lo cual hace que la prueba arroje varios perfiles de personalidad para un mismo individuo evaluado. Resaltó que los ítemes no reflejan los rasgos de personalidad que se han planteado en la teoría de Cattell, de modo que toda la prueba debe ser revisada y reestructurada. Además, el Lic. Caamaño cuestionó el rol ético que juega la sociedad psicológica dominicana como un todo, indicando que "es un deber ético utilizar, únicamente, instrumentos para los cuales su validez, confiabilidad y tipificación han sido establecidas para ser utilizados con miembros de la población dominicana"; puntualizó que "el no cumplimiento de esto constituye una falta grave, tanto de parte de los que comercializan estos instrumentos como de quienes los utilizan".

Durante la exposición el Lic. Caamaño recordó que Cronbach, desde 1964, había establecido que "es responsabilidad del autor, de cualquier prueba psicológica, el demostrar que la misma tiene suficiente precisión para el uso que ese autor recomienda" y que "hasta que un conjunto amplio de evidencia soporten una prueba en particular, uno debe asumir que dicha prueba no es válida".

Entre las recomendaciones generales que presentaron los autores del estudio se encuentran:


  1. Actualizar periódicamente los instrumentos, confirmando sus propiedades psicométricas.
  2. Asegurar que los instrumentos cuenten con instrucciones claras y precisas.
  3. Asegurar que las informaciones sobre las muestras normativas se mantengan actualizadas y con suficiente descripción que permita asegurar que la persona evaluada corresponde a esa muestra normativa.
  4. Establecer mecanismos de supervisión, control y sanción para que el CODOPSI pueda vigilar el cumplimiento de los estándares éticos, especialmente en lo que se refiere a la evaluación psicológica.
  5. Establecer mecanismos para controlar la distribución y uso del material psicométrico.

El informe completo de esta investigación está disponible aquí para compartirlo con todos los interesados en mejorar el ejercicio de la psicología en el país.

No hay comentarios:

Publicar un comentario